Entierran vivo a un bebé pensando que había muerto

Estamos en Dondong, ciudad china situada en la provincia de Lioaning. La agricultora Lu Xiayun vive aquí con su marido He Yong y ambos esperan con ilusión la llegada de su futura hija.

En su cuarto mes de embarazo, Lu comienza a sentir fuertes dolores en el vientre y empieza a tener contracciones. El dolor se vuelve tan insoportable que llama a su marido para que la recoja y la lleve a casa lo antes posible. Poco después de llegar su marido, Lu trae a su hija al mundo pero esta nace muerta; es demasiado pequeña para sobrevivir. Entonces llaman a una ambulancia para llevar a Lu al hospital y que le hagan las pruebas pertinentes. Cuando los médicos piden ver al bebé, los paramédicos les dicen que no lo han traído, pues al haber nacido muerto, no lo consideraron “necesario”.

Su marido, He Yong, corre apresurado a su casa para recoger al bebé, con esperanzas renovadas. Pero, conmocionado, descubre que su suegra ya ha enterrado a la niña en el jardín… solo 2 horas depués de nacer. Rápidamente desentierra el cuerpo y lo lleva de vuelta al hospital. Lo que sucede entonces es absolutamente increíble…

Comentarios