Los científicos creen haber identificado a la extraña criatura de 50 pies que apareció en una playa de Indonesia


Una criatura marina gigante de 50 pies (más de 15 metros) apareció varada en una playa en la isla de Seram, en el archipiélago de Molucas, Indonesia.

El hallazgo hecho por unos pescadores se volvió una suerte de adivinanza mundial para la comunidad científica y, claro, para usuarios de redes sociales que lanzaban teorías y preguntas sobre el enorme cuerpo. ¿Qué es esa criatura que tiñe el agua de rojo? ¿Y cómo ha llegado allí?

Calamar gigante, elefante, algún tipo de delfín, un ‘monstruo’ marino, una ballena…

Hasta el momento tres expertos en biología marina independientes han dicho al periódicoThe Huffington Post que la criatura era muy probablemente una ballena.

A juzgar por partes del esqueleto que emergen y lo que parecen ser las barbas que las ballenas usan para filtrar los alimentos, los científicos estuvieron de acuerdo en que se trata de ese mamífero.

“Tratar de identificar las enormes criaturas del océano mediante video es complicado, pero una vez que se comienza a compartir información específica que se va estrechando la definición”, aseguró George Leonard, director científico de Ocean Conservancy, al periódico.

Los habitantes tienen otra pregunta: ¿Cómo deshacerse de él?

Seram, la isla más grande del grupo de las Islas Molucas, está cerca de una ruta de migración de ballenas barbadas, por lo que no es descabellado que el animal haya aparecido allí.

De acuerdo con el medio local Beritasatu.com, un residente llamado Asrul Tuanakota descubrió la criatura la semana pasada. Al principio la había confundido con un barco varado.

Pero más allá de la incógnita, los residentes han preguntado al gobierno como pueden ayudarles a eliminar los restos de la criatura, que ya están putrefactos. La sangre se filtra del cuerpo hacia el mar y ha convertido el agua de las costas en un ‘mar rojo’.

Esto ha transformado a la playa en un sitio de interés, lleno de curiosos que toman fotografías, pero dificulta la vida cotidiana de los habitantes.

Según detalla Live Science, las ballenas muertas generalmente se hunden hasta el fondo del océano, proporcionando y son descompuestas allí por un período de un año aproximadamente. La revista arriesga una teoría sobre que el animal probablemente tenía algún tipo de infección, que hace que los gases que produce su cuerpo, potenciado por las aguas cálidas, sea particularmente fuerte.

Habrá que ver si los científicos descubren luego qué causó el fallecimiento del animal.

Comentarios