A Sus 22 Años Esta Joven Fue Contratada Para Cuidar A Esta Bebé, Pero Los Padres Nunca Pensaron Lo Que Ella Iba A Hacer

Kiersten Miles de 22 años, es una chica de Nueva Jersey que lleva una vida como cualquier chica de su edad, va a la Universidad y si vida es muy feliz.

Ella aceptó el trabajo de niñera para cuidar los hijos de George y Farra Rosko, pero jamás imaginó como saldría todo al final.

George y Farra Rosko, le pidieron a Kiersten que cuidara de los niños solamente por dos semanas. Rápidamente se encariñó con Talia una bebé de 16 meses que sufría una terrible enfermedad llamada atresia biliar lo que provoca un mal funcionamiento en el hígado, los doctores dijeron que no lograría vivir más de dos años lo que dejó a la chica en shock.

La única manera de salvar a la pequeña Talia era por un transplante de hígado, el cual estaba esperando desde que le diagnosticaron esta enfermedad. Kiersten no soportaba la idea de que la niña muriera a causa de esto entonces después de haber pensado un poco, le contó a los padres de la niña su brillante idea; quería donar parte de su hígado a la niña.

Los padres de Talia quedaron muy sorprendidos pero también pensaban en que Kiersten no entendía lo difícil que sería hacer esto y el tiempo que debía pasar en recuperación.

La joven estaba convencida de lo que quería hacer, fue así como se sometió a la cirugía después de comprobar que eran compatibles. La cirugía duró 14 horas y la chica tuvo que pasar una semana en el hospital recuperándose de la cirugía. Todo esto para ella fue un pequeño sacrificio y parece no importarle la cicatriz de 12 centímetros que tendrá que llevar por el resto de su vida.

Este es sin duda un gesto muy hermoso y generoso. El mundo necesita más personas como ella.

Comentarios