Theo y Beau: la amistad más hermosa que he presenciado

Todo empezó en las fechas previas al día de Navidad cuando todavía vivían en New York, ellos querían adoptar un cachorro. Fueron a ver a Papá Noel para pedirle sus deseos de Navidad y los pequeños de la familia dijeron que les encantaría tener un perrito.

Los padres tenían muchas ganas de tener una mascota, pero estaban a punto de mudarse y en esos momentos no podían hacerse cargo de un miembro más.

Les salió como un impulso; fueron a visitar una casa de acogida para perros abandonados y ahí se enamoraron de Theo, su nueva mascota. Se lo llevaron con tan solo 7 semanas de vida y el pobre lloraba por las noches porque se sentía solo. Eso le rompía el alma a Jessica, la madre de la familia, y decidió llevárselo con ella a dormir. El cachorro todavía era muy pequeñito y necesitaba el calor de una madre. El tercer día Theo se fue a dormir la siesta con Jessica y Beau, el hijo de ésta.

Desde ese momento se han vuelto inseparables y no pueden dormir el uno sin el otro…

Es alucinante como duermen, ¡se adaptan a cualquier posición!

“Es la amistad más hermosa que he presenciado”, dice Jessica.

Theo y Beau duermen abrazados y no les molesta nada el uno del otro… ¡Cuánta afinidad!

El cachorrito espera la hora de la siesta pacientemente. Espera a que Beau concilie el sueño y se adapta a su cuerpecito.

Y ahí se quedan, durmiendo entrelazados durante un para de horas.

La mamá de la familia se sorprende cada día más y ha decidido recopilar estas preciosas fotos y compartirlas con todos nosotros.

 

Y cada día, otra dulce siesta. Jessica hace todo lo posible para adaptar los planes familiares a la hora de la siesta y que este ritual no se rompa por nada del mundo.

Da igual la posición en la que esté el pequeño Beau; Theo se adapta sin problemas

Incluso durante el calor del verano, ellos siguen durmiendo abrazados.

Jajaja, no sé yo si Theo está muy cómodo

Si te fijas en esta foto, tienen la misma postura en los brazos y en las piernas. ¡Súper congeniados!

A Beau no le importa dormir sin chupete; lo que más le importa es tener cerca a su perrito fiel

Si Beau se tapa la cara, Theo también se tapa la cara

Ambos van creciendo juntos pero la hora de la siesta es sagrada para ellos.

Jessica hace unas fotos preciosas, ¡son para comérselos!

Además, Beau lleva unas camisetas muy graciosas.

La verdad es que nunca había visto nada igual

¡Fabulosas instantáneas, cada una me sorprende aún más!

 Al ver la magia que tenían todas estas fotos, Jessica decidió subirlas a su página web y compartirlas con todos nosotros. ¡La verdad es que las siestas de Beau y Theo están teniendo mucho éxito en la red!

¡Si te ha gustado esta afinidad tan bonita no dudes de compartirla con tus amigos!

Fuente: mommasgonecity.com

Comentarios